Instituto Argentino de Rejuvenecimiento Vaginal Laser (IARVAL)

Teléfonos: Para Argentina - 1544298398
          Para Exterior - 005491144298398

Comuniquese con NosotrosPreguntas FrequentesTestimoniosSee it in English

L.H.
Hace poco tiempo tuve una cirugía que cambió mi vida considerablemente. Antes de someterme a esa cirugía me sentía incómoda respecto a la apariencia de mis órganos genitales. Siempre me había sentido inhibida cuando estaba involucrada en una relación, y mi sexualidad había sido suprimida desde que tengo memoria. No estaba completamente orgullosa de mi cuerpo y me sentía diferente a otras mujeres.

Cuando descubrí IARVAL sentí como si hubiera ocurrido un milagro, y el tema más delicado de mi vida de pronto fue sacado a la luz por un magnífico doctor que me escuchó y comprendió mi inseguridad. De inmediato le brindé mi confianza al Doctor  y me sentí segura discutiendo los cambios que quería que ocurrieran respecto a la cirugía. Él estaba muy tranquilo, y eso me ayudó a relajar mi ansiedad, y se presentó de la manera más inteligente y profesional. Me explicó el procedimiento muy a fondo y disipó mi miedo.

Decidí someterme a la operación, y ha fue un triunfo tan maravilloso que no lo puedo explicar con palabras. El período de recuperación duró sólo 4 semanas y visité al Doctor regularmente cada 2 semanas durante 8 sesiones. No tengo cicatriz y no ha habido perjuicio alguno en cuanto a mi salud desde la cirugía. La apariencia visual antes y después es sorprendente y ha traído solaz y aceptación a mi vida así como a mi mente, cuerpo y espíritu.

El Doctor es un genio y un perfeccionista . En mi opinión lo que él hace es como un arte, el cual requiere extremo talento e inteligencia. Yo le recomiendo esta cirugía a cualquier mujer que se sienta diferente en su inseguridad y tema que nadie la comprenderá ni podrá ayudarla en esta área. El Doctor es compasivo y le ayudará a aliviar sus sentimientos de agitación. Esta cirugía es un "milagro de habilidad artística" que se dio a conocer, porque estoy segura de que muchas mujeres sufren de esto y su miedo les impide expresar su secreto más profundo.

L.P.
Hace aproximadamente un año me sometí a la cirugía de reducción de labios. Estaba nerviosa antes de mi operación, pero su amable personal me hizo sentir muy cómoda. Me da gusto decir que mis resultados son mejores de lo que yo esperaba. El trabajo fue obviamente realizado cuidadosamente. Mi proceso de curación fue sin complicaciones y no hay marcas visibles de la cirugía. Ahora que estoy contenta con mi apariencia me siento segura, y disfruto mucho más del sexo ahora que no siento vergüenza alguna.

También quiero decir que no he perdido sensibilidad en el área y le recomiendo este procedimiento a cualquiera que haya considerado hacérselo. Les recomiendo que vayan al instituto del Doctor, ya que él es el pionero del procedimiento y se enorgullece mucho de su trabajo. Obviamente se interesa en sus pacientes, como también lo hace su personal.

D.G.
Cuando me pregunto a mí misma si me sometería de nuevo a este procedimiento, contestaría que SÍ sin dudarlo ni por un momento.

Ya que me sentí apenada desde niña por el tamaño de mis labios, sabía que este procedimiento no tenía nada que ver con mi vanidad, sino con la incomodidad constante que sentía.

Estoy consciente de que cualquier operación puede tener riesgos y complicaciones, y aunque este campo de la cirugía plástica todavía es muy nuevo y está en el proceso de desarrollarse, elegí al Doctor por su confianza y su experiencia. Tomé la decisión correcta.

No sólo llevó a cabo mi cirugía con precisión y excelencia, sino también me hizo sentir que lo que sentía respecto a mí misma era importante.

Quiero aprovechar esta oportunidad para agradecerle al Doctor y a todo su personal su extraordinario cuidado y servicio. ¡Estoy satisfecha!

Anónimo
Habiendo sido paciente del Doctor desde los 28 años, me sentí muy a gusto discutiendo este problema con él. Tuve un bebé de casi 4,5 kg a los 30 años, y me di cuenta de que las cosas eran diferentes después de haber dado a luz a un bebé tan grande.

Discutí el problema que tenía al toser, al reírme o al efectuar cualquier actividad física. Me informó que sufría de incontinencia urinaria, ya que había ocurrido relajamiento ya sea por la edad o por el parto.

Otro problema que tenía era que no experimentaba la misma sensación al tener relaciones sexuales. Las cosas habían cambiado dramáticamente para mí. El tratar de alcanzar el clímax era casi imposible. Me sentía muy incómoda durante el acto sexual. Esto empezó a tener un efecto negativo en mí no solo física sino mentalmente.

El Doctor me explicó detalladamente el procedimiento y me sentí muy cómoda. Me dijo qué esperar desde el principio hasta el fin, y qué esperar durante la etapa de recuperación.

El día de la cirugía todo salió muy bien, desde el momento en que entré y fui recibida por su personal, hasta que me fui a casa. Me sentía un poco incómoda, pero no sufrí dolor. Se coloca material protector por dentro, pero no es insoportable. Le dan a una medicamento para el dolor. Al día siguiente de la cirugía regresé al consultorio a que me quitaran el material protector, con lo cual sentí alivio inmediato.

Después de las 6 semanas de recuperación me sentí como nueva. El someterme a este procedimiento es la mejor decisión que he tomado respecto a mi salud. Me sentía confiada y vibrante otra vez. Y mi vida sexual mejoró, al no tener problema alguno para tener satisfacción sexual. Hasta mi esposo notó la diferencia y estaba muy complacido. Yo le recomendaría este procedimiento a cualquiera que sufra de esas molestias, y quién mejor para solucionar el problema que un ginecólogo.

Me dio una nueva perspectiva sobre las cosas. Fue una experiencia que me motivó. Al poco tiempo logré bajar de peso, me corté el cabello y he mejorado físicamente en otros aspectos desde entonces. Era lo que necesitaba para echar a andar las cosas otra vez.

Ahora tengo 35 años y planeo tener otro hijo el año próximo, y si surge la misma situación con ese bebé, no dudaría en someterme a este procedimiento otra vez con el Doctor.

Me doy cuenta de que este es un tema muy delicado, pero muchas mujeres sufren de ello.

Le doy gracias a Dios por el Doctor y su profesionalismo al tratar con este tema a veces incómodo, pero necesario. Es un verdadero doctor de mujeres.


Marca Registrada ® 2005   Instituto Argentino de Rejuvenecimiento Vaginal Laser. Todos los derechos reservados.