LÁSER

El uso del laser en tratamientos de cirugía estética y plástica ha sido el último y más revolucionario adelanto técnico incorporado.

Su uso médico permite tratar "sin incisiones quirúrgicas" lesiones como angiomas, cicatrices, tatuajes, lunares, etc.

Su uso en el rejuvenecimiento de la cara permite realizar un verdadero recambio de la piel, atacando las arrugas superficiales y profundas, surcos, manchas y demás signos de fotoenvejecimiento.

Se puede utilizar como único método o combinado con las cirugías de lifting de cara y párpados.

También se puede utilizar para la eliminación permanente del vello indeseado. El método es indoloro y luego de algunas sesiones libera a las mujeres de las eternas sesiones de depilación por métodos convencionales.